SÓLO CUENTO


Muestras de cuentos en lengua española que publica un volumen cada año desde 2009. Cada compilación reúne autores de distinta orientación temática y estilística.

 

Sólo cuento IX (Dirección de Literatura, Serie Sólo cuento, presentación: Rosa Beltrán; compilación y prólogo: Antonio Ortuño, 2017)

Conformada por relatos de 27 autores en lengua castellana, la antología Sólo cuento IX se divide en cuatro secciones: Zonas privadas: en el  prólogo, Jaime Mesa afirma que esta sección incluye una literatura del “yo” sin caer en la “autoficción, tan en boga en estos días”. Zonas públicas: según el prologuista, aquí asistimos “a la revisión de lo social, de lo que hemos sido, somos y seremos como humanidad”. Sediciones: se trata de una sección donde los cuentos tienden más a lo caótico. De acuerdo con el prólogo, “hay una suerte de combate directo y salvaje al ensayar maneras de mirar desde otro punto de vista, periodístico, con microscopio, cuestionando la realidad pero, también, las maneras de contar, desde lo fragmentario que nos recuerdan la posmodernidad”. Ajustes de cuentas: contiene cuentos que hacen uso del humor, el absurdo y, a veces, del auténtico surrealismo.

 

Sólo cuento VIII  (Dirección de Literatura, Serie Antologías, presentación: Rosa Beltrán; prólogo: Héctor Perea, compiladora: Mónica Lavín)

Esta antología forma parte de la serie Sólo cuento conformada por relatos de autores en lengua castellana. Sólo cuento VIII se divide en siete capítulos: Inocencias, Utopías, En familia, Ruinas, Versiones, A flor de piel y Escrituras.

“La presente selección –apunta Rosa Beltrán, directora de Literatura, UNAM, en la presentación- puede sugerir un mapa que atraviesa los ritos de paso por la vida (inocencia, familia, erotismo, violencia, muerte) a la vez que los cuestiona”. Jamás sabremos, añade la escritora, “si para sobrevivir en el mundo de los seres humanos deben traicionar la inocencia que habitó en ellos durante su infancia o su juventud”. Y no lo sabremos, entre otras razones, “porque la inocencia es sobre todo una construcción –explica la autora de Alta infidelidad, entre otros libros-, el mito que crea quien se encuentra en el lado opuesto, el de la experiencia, como sugieren los cuentos de la primera sección”.

Sólo cuento VII  (Dirección de Literatura, UNAM; compilador: Alberto Chimal; prólogo: Javier Perucho, 2015)
 

 

Rosa Beltrán, directora de Literatura, UNAM, escribe en la presentación del séptimo tomo de la serie Sólo cuento: “Tras el siglo de las utopías, nuestra época enfrenta una realidad compuesta por, al menos, tres constantes literarias: el miedo, lo incierto y lo mudable”, y añade: “Las posibilidades de realizar un sueño, cuando se dan, aparecen en las vidas paralelas o en relatos que declaran su filiación con lo fantástico”.

altSólo cuento VI  (Dirección de Literatura, UNAM; compiladora: Mayra Santos-Febres; prólogo: Edmundo Paz Soldán, 2014)

En la presentación a la sexta entrega de la antología en lengua española, Rosa Beltrán, directora de Literatura, UNAM, escribe: “El conjunto que en esta oportunidad ha compilado Mayra Santos-Febres es de una calidad sorprendente. Conocíamos algunos autores de Guinea Ecuatorial, país africano que como el resto de Hispanoamérica comparte la lengua castellana como herencia de una historia colonial que nos hermana. Pero el hecho de que Mayra haya decidido abrir ese espacio y haya hecho viajar esa literatura a este continente es otro de los hallazgos de Sólo cuento VI”.

 Sólo cuento V  (Dirección de Literatura, UNAM, 2013; compilador: Ignacio Padilla; presentación: Rosa Beltrán; prólogo: Alberto Chimal)

El volumen V de Sólo cuento se divide en cuatro apartados: Las almas y las letras; Disparos en la ciudad; Padres, hijos y amantes; y Los apetitos y los monstruos. En la presentación, la escritora Rosa Beltrán, directora de Literatura de la UNAM, escribe: “Una de las preguntas más acuciantes del tiempo inestable y movedizo que nos tocó vivir consiste en repensar a cada momento cómo pactar con la realidad de otro modo”. Y se pregunta: “¿Cuáles son esos nuevos acuerdos, necesarios, urgentes con los que hemos decidido afrontar una realidad sobrehumana o que, comparada con las exigencias del pasado, nos exige ir más allá de lo que hasta ahora considerábamos los límites de lo humano?”.

Sólo cuento IV (Dirección de Literatura, UNAM, 2012)

En la presentación del cuarto volumen de la colección Sólo cuento, Rosa Beltrán, directora de Literatura escribe: “Borges dice que imaginar un argumento es tarea fácil; escribirlo, en cambio, es una exageración. Celebro que los veinticinco autores que participan [con sus obras] hayan optado por este exceso”. Y añade: “Se trata de especímenes con formas y comportamientos tan distintos que nos hacen pensar que el carácter experimental de la narrativa es más visible en el cuento”. Es difícil, agrega, “imaginar una reunión anual de novelas que presentara una diversidad tan acentuada. No obstante, hay algo que emparenta esta entrega. Salvo alguna excepción, las historias incluidas tienen como eje la violencia en sus distintos registros”. Rosa Beltrán explica que no fue este un propósito deliberado del compilador, Eduardo Antonio Parra, cuyo interés fue “reunir un conjunto de cuentos en lengua castellana, de autores vivos, en plena producción, cuya calidad fuera excepcional”. David Toscana, autor del prólogo, apunta: “Cada antologador tiene sus motivos para ordenar los textos tal como lo hizo, según el efecto que quiere acumular, el equilibrio de las calidades, el señorío de cada autor, o motivos más peregrinos como la edad o el alfabeto o la geografía”.