COEDICIONES


portada-mirada-exuberante-parkinson.jpgLa mirada exuberante. Barroco novomundista y literatura latinoamericana de Lois Parkinson Zamora
(Dirección de Literatura, UNAM / Iberoamericana-Vervuert, 2011)

En La mirada exuberante: Barroco novomundista y literatura latinoamericana, Lois Parkinson Zamora, catedrática de la Universidad de Houston y autora de importantes libros sobre Latinoamérica, traza la emergencia y trayectoria conflictiva del Barroco novomundista en sus distintas expresiones, artes plásticas, arquitectura y literatura. Parkinson Zamora sigue las transformaciones del Barroco europeo en Latinoamérica entre los siglos xvii y xviii, cuando la sensibilidad y las materias e iconografías autóctonas y africanas, transformaron el estilo barroco para adaptarlo a las normas y necesidades locales. En el siglo xx, el Barroco novomundista, ya híbrido y mestizado, viene a entenderse como una forma de identidad cultural latinoamericana. Entrada la centuria, en los años cuarenta, incluso deja de ser una forma de conquista para transformarse en una contraconquista. Según Ángel Guido, Alejo Carpentier, José Lezama y otros escritores, el Barroco novomundista es una respuesta al colonialismo, una rebelión poscolonial. Hoy en día el Barroco sigue evolucionando. Así, el Neobarroco incluye el muralismo mexicano, y las obras literarias de Alejo Carpentier, Gabriel García Márquez, Jorge Luis Borges y Elena Garro, entre otras expresiones artísticas autóctonas del continente.

 

 

portada-pequena-tradicion.jpgLa pequeña tradición, apuntes sobre literatura mexicana de Armando González Torres (Dirección de Literatura, UNAM / DGE / Equilibrista, 2011)

Los ensayos que componen este libro, acreedor del Premio José Revueltas 2008, abordan algunos nudos selectos del gran árbol de la literatura mexicana. Publicados originalmente en distintas revistas y suplementos, conforman una unidad que se acerca a esa tradición en la literatura mexicana que, frente a la oferta de un arte político, pragmático y pedagógico, intentó reivindicar la autonomía de la experiencia literaria e incluso vivió dramáticamente los dilemas entre un arte “puro” y uno comprometido. Así, por estas páginas desfilan desde autores de la generación del Ateneo de la Juventud, como Alfonso Reyes y Carlos Díaz Dufoo, hasta algunos de la denominada Generación de Medio Siglo, en un recuento que se ocupa tanto de nombres frecuentados por la crítica (los miembros de Contemporáneos, Alejandro Rossi o Salvador Elizondo) como de otros más olvidados (Rubén Salazar Mallén o Manuel Ponce).

portada-invocacion-lizardo.jpgInvocación de Eloísa de Gonzalo Lizardo (Dirección de Literatura, UNAM / Ediciones Era, 2011)

“Quisiera advertir a mis eventuales lectores que si leen este cuaderno se debe a que algún samaritano lo halló, casi por accidente, bajo la almohada de mi último lecho, junto a un par de valijas y al retrato de una jovencita, pintado con una devoción que subsana su torpeza”. Con esta advertencia empieza Invocación de Eloísa, novela de Gonzalo Lizardo, donde Eloísa y el muchacho que se enamora de ella emprenden un viaje a la pesadilla desbocada, la verdad libre de la imaginación reprimida en los subterráneos de la moral y las “buenas costumbres”. Al mismo tiempo, Eloísa y su enamorado habitan aquella región de su pueblo caracterizada por la aburrición y sus rutinas: el lado de los padres y los maestros. Eloísa es sirena y bruja del agua, santa sexual, demonio pedagógico, acaso la simple fantasía de un muchacho. Esto es su invocación. Este regreso del mito –y al mito- propicia una mezcla en que se fecundan los fuegos vivos del habla y la morosa filigrana de lo escrito con opulencia, a veces casi modernista, a veces con una nostalgia de palabras que regresan de las alacenas de provincia, de su suave resistirse al olvido.

portada-afueras-boone.jpgLas afueras de Luis Jorge Boone (Dirección de Literatura, UNAM / Ediciones Era, 2011)

En Las afueras el paisaje de Monclova, Sabinas, de la sierra de Chihuahua pero sobre todo el de Cuatro Ciénagas es el mapa en el que se van trenzando los tiempos de dos hermanos: William y James, de sus vidas, sus amores, sus muertes. En Las afueras no sólo está el tiempo fragmentado, esa gran herencia de la narrativa del siglo XX que permite el brillo de lo que ha quedado por suceder. El ritmo permite ver cómo los hermanos y sus novias, las leyendas y las noticias del desierto no son solamente sus nombres, sus cuerpos, sino también los espacios de las ausencias y los fantasmas que recorren esos espacios. El tiempo roto y el tempo variable permiten que estos vehículos que cruzan el desierto, estas casas a medio hacer o a medio arruinarse, estos fósiles y estos restos de un mar prehistórico cuenten no solamente una historia de amistad y celos y violencia, de iniciación y maduración, sino que le permiten desplegarse. Cuentan pero también sugieren. Poesía y prosa convergen en esta novela de Luis Jorge Boone que incluye un epígrafe de Luis Antonio de Villena: El pasado debe dejar de existir –casi cesar- / porque la vida sólo puede parecerse al futuro./

 

portada-disconewton-crg.jpgEl disco de Newton, diez ensayos sobre el color de Cristina Rivera Garza (Dirección de Literatura, UNAM / bonobos, 2011)

Poeta, novelista, cuentista y twittera de corazón, Cristina Rivera Garza eligió la forma aforística para escribir estos ensayos sobre el color. El libro puede leerse empezando por el final o por el medio, o si se quiere por el principio y obedecer así el orden consecutivo de las páginas que integran los diez capítulos de los cuales se incluye aquí una muestra:

Wittgenstein alguna vez aseguró, de manera por demás famosa, que los colores nos invitan a filosofar.

Isaac Newton, el hombre que se percibía a sí mismo como “solo un niño jugando en la playa”, entendía los arcoiris.

También los entendía Cildo Mireles, incidentalmente.

Dorothy, la niña de los zapatos rojos, los conocía también, por cierto.

No es extraño que la libertad sea a veces una gran pared blanca.

El blanco, como se sabe, no es la ausencia de color.

A través del disco de Newton, un viejo ejercicio escolar, los niños aprenden que el blanco resulta de la rápida combinación de todos los colores.
 

portada-bomba-bergua.jpgLa bomba de San José de Ana García Bergua (Dirección de Literatura, UNAM / Ediciones Era, 2012)

Hubo una vez una ciudad ingeniosa y a la vez ingenua. Una ciudad donde los poetas trabajaban en las flamantes agencias de publicidad y donde se hacía teatro y cine experimental y los pintores ya no querían pintar murales y las mujeres ya no querían ser obedientes, sino, entre otras cosas, disfrutar de la libertad del mambo y la danza moderna y oír jazz por las noches. Era una ciudad a la que también le gustaba ir a los cabarets del Centro y que se inventó una Zona Rosa para poner los nuevos cafés. Son los años sesenta en la Ciudad de México, la época de la Ruptura, de las reseñas de cine y de la Casa del Lago, y los ímpetus creativos son tales que incluso un pariente del Señor Presidente aspira a crear una obra maestra del Séptimo Arte, aunque no sin la ayuda de El Yaqui, venerado director de perlas del cine nacionalista nacional. En su entusiasmo por desplegar su moderna sensibilidad y tal vez deslumbrar a Cannes, el pariente no para mientes en los métodos, por lo que –remontado en el Ajusco- reúne, amenaza y hasta secuestra a sus colaboradores. Con toda razón, considera que ser quien es no debe obstar para dejar huella en el palmarés del cine universal. Ni que decir tiene que el lector se ve obligado a tomar aire con cierta frecuencia, entre una y otra tanda de carcajadas, y que la esposa buena y fiel es debidamente recompensada por sus nuevas y muy modernas amistades, mientras que el esposo secuestrado y la estrellita que lo vuelve loco reciben su justo castigo. La bomba de San José de Ana García Bergua es una novela con gran sentido del humor, evocadora de una época en que los refugiados españoles todavía creían que iba a caer Franco y la gente también iba a alfabetizar guajiros en Cuba y aprendía a hacer yoga y a andar en minifalda.
 

portada-perros-vallearizpe.jpgPerros muy azules de Claudia Hernández de Valle-Arizpe (Dirección de Literatura, UNAM / Ediciones Era, 2012)

Perros muy azules, libro que obtuvo en 2010 el Premio Iberoamericano de Poesía Jaime Sabines para Obra Publicada, aborda las peripecias de un ermitaño (“solo”), una mujer con Alzheimer (“enferma”) y una joven (“el viaje”). Tres relatos unidos por la desubicación sentimental, geográfica y mental de sus personajes, que pasan del verso a la prosa bajo el mismo principio de indeterminación. Si el “solo”, inspirado en el escritor Juan Vicente Melo, monologa en breves cadenzas sobre el aislamiento de sus últimos días, la “enferma” narra su paulatina conversión a la fe del olvido, mientras que la muchacha describe los paisajes de su juventud autoconsciente: “Reconstruyo detalles como si navegara un río / y mis ojos siguieran a un tiempo / la superficie y el fondo”. “En una realidad de imágenes que tiemblan”, según la autora, la única historia que podemos contar, la única versión de esa historia que podemos contarnos a nosotros mismos, es una ficción de palabras que tiemblan involuntariamente.

portada-perus-juan-rulfo-el-arte-de-narrar.jpgJuan Rulfo, el arte de narrar de Françoise Perus (Dirección de Literatura, UNAM / CIALC / Fundación Juan Rulfo / Universidad Autónoma de Guerrero / Editorial RM / Universidad de Colombia, 2012)

Experta en el “arte de narrar” de Juan Rulfo, Françoise Perus, investigadora de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, reúne en este libro su trabajo producido a lo largo de varios años. José Pascual Buxó afirma en la introducción: “Leídos en el contexto de la narrativa precedente –y en especial de la novela de la Revolución Mexicana- los cuentos y la única novela de nuestro autor, publicados en 1953 y en 1955, respectivamente, produjeron un efecto desconcertante en la mayoría de sus lectores contemporáneos: velada o semioculta en un discurso francamente ‘anómalo’ –es decir, transgresor de las normas narrativas entonces en boga-, ¿cuál era y dónde quedaba la ‘realidad’ del mundo al que forzosamente, según se pensaba, habían de remitirse aquellos textos…?” Para José Pascual Buxó “la tarea esencial que se impuso Françoise Perus fue la de revisar y discutir las premisas de las que había partido la crítica precedente”, sin privilegiar “las eventuales correspondencias entre el mundo de la ficción y el mundo ´real´”. “El llano en llamas y sus narradores”, “Pedro Páramo, o la ensoñación de lo concreto” y “No oyes ladrar los perros”, son algunos ensayos que incluye este libro que, además, contiene una amplia bibliografía.

portada-damiselas-leftah.jpgDamiselas de Numidia de Mohamed Leftah (Dirección de Literatura, UNAM / vanilla planifolia, 2012)

Damiselas de Numidia se teje en un burdel de Casablanca habitado por magnates, poetas alcohólicos, proxenetas y mujeres-flor. El narrador se instala en la vida nocturna para describir las historias de un mundo sórdido, donde se mezclan escenas de ternura y crudeza, en las cuales resuenan tanto las imágenes de la erótica clásica, como las traducciones de Sir Richard Francis Burton o los textos de Jean Genet.

portada-falena-lamko.jpgLa falena de las colinas de Koulsy Lamko (Dirección de Literatura, UNAM / vanilla planifolia, 2012)

A través de la memoria de una reina, violada por un sacerdote y asesinada por sus seguidores, que reencarna en el cuerpo de una falena (mariposa nocturna), Kously Lamko recrea los horrores de la Guerra de Ruanda (1990-1994). La mirada de la mariposa, nos revela el mundo posgenocida y una memoria colectiva que se debate ante un capítulo extremadamente brutal y doloroso, así como los intentos individuales por hacer renacer la esperanza.

 Los árboles que poblarán el Ártico de Antonio Deltoro (Dirección de Literatura/Ediciones Era, México, 2012)

Antonio Deltoro ha registrado las más diversas gradaciones de la luz, sin evitar aquellas que colindan con la invisibilidad. Al adentrarse de lleno en zonas sombrías, sus poemas apuntan la inminencia de un caos. De frente a una realidad erizada de malos agüeros, Deltoro aún halla motivos para persistir en el humor y la ligereza. Hay en estas páginas una rara simpatía con la fibra seductora del miedo. Hay, en la misma vertiente, un impulso simultáneo de salto y vuelo, método primordial y poderoso a la hora de sobreponerse a la pesadumbre y el desaliento. Cultivador del escepticismo fundado y de su complemento, el optimismo razonable y problemático, el autor de estas páginas lanza preguntas que intercambian caracteres ante el espejo y perfilan inquietantes paradojas: ¿para qué tanto buscar, si al fin y al cabo siempre se encuentra? Nada más ajeno a esta poética, sin embargo, que el recurso de la vaguedad. Consciente de la vastedad del universo y atento a la singularidad de todos los seres que lo pueblan, el autor nos regala este libro misceláneo y único, en el que los asombros nacen “de lo imponderable de la poesía”.

 

portada-moscas-glantzbaja.jpgCoronada de moscas de Margo Glantz (Dirección de Literatura, UNAM / Sexto Piso; fotografías de Alina López Cámara, México, 2012)

El verdadero viaje, según Marcel Proust, no consiste en la andanza de ningún camino sino en tener nuevos ojos. Coronada de moscas es un libro de viaje en la dimensión más profunda a la que alude el genio francés. Nos permite recorrer a ras de suelo ese majestuoso y terrible reino de lo descomunal y del absurdo que es la India. Respiramos los aromas a orines, incienso y especias; vemos las telas de colores estridentes; sorteamos a los temibles ricshos y motociclistas en Agra; vemos la blancura de los dientes y las hermosas cabelleras de los indios; asistimos a cremaciones, templos y místicos parajes como las cuevas de Ajanta o el Taj Majal; viajamos por Kajuraho, Delhi, Mumbai, Udaipur y Varanasi, entre muchas otras ciudades. Como música de fondo, siempre presente y dando textura y profundidad a la narración, está la imponente erudición de Glantz. Esa percepción fecundada igualmente por los kilómetros recorridos como por páginas, cuadros y encuentros artísticos digeridos. Los libros de Pasolini, Winkler, J.R.A.

portada-la-edad-de-oro-fabre.jpgLa edad de oro, antología de poesía mexicana actual (varios autores) (Dirección de Literatura, UNAM, selección y prólogo: Luis Felipe Fabre, México, 2012)

Álvaro Uribe escribe acerca de esta antología: Una nueva generación de escritores mexicanos se antóloga a sí misma en estas páginas. Mediante una lectura cómplice y decididamente personal, un poeta selecciona, entre sus contemporáne@s, a aquell@s que proponen una manera más original, más innovadora, más madura de entender y practicar este género literario. El resultado del diálogo intrageneracional entre autores que son también lectores es una antología de poesía que ofrece en conjunto un retrato apasionado y apasionante de una literatura en plena vitalidad.

portada-teatro-de-sombas-maria-negroni.jpgTeatro de sombras de María Negroni (Dirección de Literatura, UNAM / Bonobos, México, 2012)

Javier de la Mora escribe acerca de Teatro de sombras: En esta nueva puesta en escena, suerte de “Cueva de la escritura” o “Laboratorio del miedo”, María Negroni, fiel a sus más caras obsesiones: las mitologías secretas del mundo, los acontecimientos prodigiosos y sus extravagantes protagonistas, da cuenta, a través de un depurado y virtuoso ejercicio de persuasión lírica, de los misterios que entraña la recreación intemporal y simbólica de su inagotable imaginario, desencadenando así en el lector una experiencia ante todo reveladora e inequívocamente onírica.



 

Pasión por la palabra. Homenaje a José Emilio Pacheco
(Dirección de Literatura, UNAM/Universidad Autónoma Metropolitana, 2013)

 

Pasión por la palabra registra lo dicho por cada uno de los treinta y seis participantes en el coloquio convocado en 2009 por la UNAM, la UAM, la Fundación para las Letras Mexicanas y UC Mexicanistas, para festejar los setenta años de José Emilio Pacheco. El libro fue coordinado por Edith Negrín y Álvaro Ruiz Abreu y contiene una presentación de Enrique Fernández Fassnacht y José Narro Robles. El volumen se divide en cuatro apartados: La permanencia del oleaje: las voces del afecto, El monopolio eterno de la magia: hablamos de poesía, Tinta de la memoria: inventarios y procesos y Nada altera el desastre: acercamientos a la narrativa. Incluye ensayos de Elena Poniatowska, Héctor Aguilar Camín, Rosa Beltrán, Mónica Lavín, Anamari Gomís, Jorge F. Hernández, Evodio Escalante, Margarita León y Sara Poot Herrera, entre otros autores.

 

Nobleza de espíritu de Rob Riemen
(Dirección de Literatura-UNAM / DGE|Equilibrista / Conaculta, 2009)


En Nobleza de espíritu, libro con prólogo de George Steiner, Rob Riemen plantea las siguientes preguntas: ¿Cuál es la responsabilidad de los intelectuales ante los retos del mundo después del 11 de septiembre? ¿Sirven hoy palabras como verdad, justicia, honestidad? ¿Qué significan? Fundador y director del prestigioso Nexus Instituut de Tilburg (Holanda), el filósofo holandés retoma una de las ideas preferidas de Thomas Mann, la Adel des Geistes o nobleza de espíritu, para defender en cuatro ensayos valores que parecieran no estar ya de moda. Escritos con un brillante estilo, ágil y original, estos ensayos aplaudidos por escritores de la talla de Mario Vargas Llosa, Adam Zagajewski, Ivan Klima y muchos otros, suponen una valiosa guía para enfrentar los grandes problemas políticos y culturales de nuestro tiempo.

 

 

 

 Otra cebolla de cristal de Eduardo Langagne
Dirección de Literatura-UNAM / Ficticia


Los relatos que integran La cebolla de cristal constituyen una exploración agridulce del pasado, el cual es visto unas veces con humor y, otras, con melancolía (nunca con sentimentalismo). El autor se adentra también en los laberintos de la experiencia amorosa, por las perplejidades que acechan en los recodos de la vida cotidiana y por los grandes y los pequeños enigmas que plantea la condición humana. “El candado”, “Tanto tiempo”, “Éramos”, “El abuelo recio”, “Cebolla de cristal” y “La flor aquella” son los títulos de algunos de los relatos incluidos en el libro.

 Dinosaurios de papel de Javier Perucho
Dirección de Literatura UNAM / Ficticia

Dinosaurios de papel, el más reciente libro de Javier Perucho, contiene una serie de ensayos donde el autor reflexiona sobre la minificción. El microrrelato mexicano, en esta década, cumple cien años de existir. Un siglo en el que la minificción ha podido establecer sus propias “normas, retóricas y convenciones literarias”, según explica Javier Perucho en esta investigación-crítica-antología-rastreo, donde señala detalles y formas de su antiguo origen chino y su evolución hasta nuestros días. En esta obra documental, el autor hace un recorrido “arqueológico” por la historia del cuento brevísimo mientras describe los elementos literarios utilizados por sus mayores representantes, dentro y fuera de México. De esta manera, dice, ha logrado “armar un modelo teórico” con el cual se puede sustentar “la verdadera naturaleza del microcuento”.

Javier Perucho es editor, ensayista e historiador literario. Especialista en literatura chicana. Autor, entre otros libros, de: Yo no canto, Ulises, cuento. La sirena en el microrrelato mexicano (Ediciones Fósforo, 2008) y El cuento jíbaro. Antología del microrrelato mexicano (Ficticia-UV, 2006). En “El aforismo en México. Historia y antología” dará noticia del otro género menor. De la causa perdida han aparecido Estéticas de los confines (Verdehalago, 2003), Hijos de la patria perdida (Verdehalago, 2001) y Los hijos del desastre (Verdehalago, 2000).

 Yo te conozco de Héctor Manjarrez
Dirección de Literatura UNAM / Era

La novela está ambientada en la década de los años 50; narra el proceso por el que pasan dos niños después de la separación de sus padres y el encuentro que los pequeños tienen con un marciano. El libro se basa en una experiencia de Manjarrez durante su infancia, cuando en la cocina de su casa vio un hombrecito parecido a lo que hoy “hemos convenido en llamar marciano”; además, en el tiempo en donde se ubica la novela, “el cine en blanco y negro estaba lleno de películas de marcianos que llegaban en platillos voladores”, lo cual ayuda a recrear una época con gran verosimilitud.

Héctor Manjarrez es autor, entre otros libros, de: Pasaban en silencio nuestros dioses (1987), El otro amor de su vida (2000) y Rainey, el asesino (2002), así como de las recopilaciones de cuentos No todos los hombres son románticos (1983) y Ya casi no tengo rostro (1996). Entre los premios que ha recibido se cuentan el Xavier Villaurrutia (1983) y el José Fuentes Mares (1998). Ha radicado en la antigua Yugoslavia, España, Turquía, Francia e Inglaterra.

 La noche será negra y blanca de Socorro Venegas
Dirección de Literatura, UNAM / Ediciones Era

Andrea, la joven periodista que será escritora, cuenta –y se cuenta- poco a poco la historia de su familia, sin odio ni prisa. Su aventura, que consiste en irse convirtiendo en escritora, fascina porque no se avergüenza de aquello que descubre, porque escribe uno de los nombres del perdón mas no del olvido. Poco a poco conocemos a sus vicos y a sus muertos: a su madre y a su hermano Gabriel, al escritor Millá, maestro de la incipiente narradora, a la abuela Paz, a su padre ausente, desde hace muchos años, a quien Andrea busca para comprenderse mejor a sí misma y ser capaz de reconstruir su propia historia. Un libro conmovedor e intenso donde los personajes frágiles revelan su fortaleza, mientras que los fuertes dejan ver sus grietas. Esta es la primera novela de Socorro Venegas.

Socorro Venegas (San Luis Potosí, 1972). Autora de los libros de cuentos La risa de las azucenas, La muerte más blanca, Todas las islas (Premio Nacional de Cuento “Benemérito de América” 2002). Ha sido becaria del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes y del Centro Mexicano de Escritores, y escritora residente en el Writers Room de Nueva Cork. Cuentos suyos se han traducido al inglés y al francés. La noche será negra y blanca obtuvo el Premio Nacional de Novela para Ópera Prima “Carlos Fuentes” 2004.